Entradas

Mostrando las entradas de 2010

La Tecnología permite una Película

ACTO I

Versos mágicos se abren entre nosotros
Recalca la distancia
Resalta nuestros colores
Yo negro, vos cromática

Yo contundente, vos filosa
Las garras de un minino
La espesura de un pelaje
Yo lobo, vos tigresa (naranja orgánica)


ACTO II

¿Quién hubiera predicho nuestra unión?
Todos, claramente, sin discreción
Indiscreción la nuestra
¿Igualmente ansiabamos lo mismo?
¡Qué sintonía!


ACTO III

Había deambulado actuando esa obra
Esa manga de escenas incongruentes
Fantasías en mi cabeza
Torbellino de colores enfermizos

Yo, director de mi propia tragedia
De tan trágica no era más que comedia
Comedia barata de moneda devaluada

No explicaba el homo_sapiens_sapiens_a
Tu súbita entrada en escena
Vestías una gorrita ladeada
Un cono enguantaba tu mano
Una canchera contorsión de músculos en tu cara


ACTO IV

Subiste al escenario
Cayó el empapelado
Igniciaron los cortinados
Me perdí el caos por culpa de tus ojos
Tus anteojos enmarcando tu belleza

Me abrazaste con mis brazos
Me prestaste tu torso para ese…

¿Dónde consigo Gafas Verdes?

Es un sueño, sepanlo antes que termine este relato, sepanlo cuando comienza. Sepan que caminabamos ajenos a nuestra realidad; hablo del sueño, claro. No habían razones de ser, sí habían razones de ser que no eran las que suelen ser ¿Por qué, por qué caminábamos, de dónde veníamos? Y a dónde vamos es una pregunta que no ha de plantearse, cuando lleguemos sabremos. Lo que tienen los sueños también es que nunca llegues. Aquí no sé si llegamos a donde estuvieramos yendo pero sí nos paramos en un aparente medio de nuestro andar.Me puse unas gafas verdes y no recuerdo haber visto todo color de verde, sino verme enmarcado en verde. Yo era para ella, me calzaba el verde para ella, con la apariencia la sujetaba, me la adueñaba. Ella estaba ahí para mí en el medio de todo. Sobre la vereda, pues la calle es para los autos, pero olviden que hubieran autos porque no los hubo en ese sueño. No hubo estrépito alguno y apenas tal vez sonaron nuestras voces en las mentes del otro. Fue por esos momentos q…

Retrato / Cuadro / Pintura

Da vueltas dentro de un salón cuyas paredes sostienen retratos de mentes. No está solo pero nadie está con él. El salón es amplio y todos conversan con alguno, de pie sobre artísticas cuadrículas. Pero las mentes aplastadas contra las paredes son, por lejos, más interesantes que esos burdos diseños en el suelo. Él contempla esos cuadros, con algo de miedo, pero firme y orgulloso. Los cuadros tienen profundidad, profundidad que amenaza con engullirlo. Los cuadros, sólo algunos, tienen caras; y esas caras, si bien no directamente, tienen cuerpos. Siente él que pronto lo descuartizarán. Pero se pasea orgulloso de todos modos. Nadie lo acompaña y nadie reconocerá que lo hayan absorbido las pinturas. Muchos de los allí presentes ni registran los cuadros, demasiado abocados a las charlas que sostienen. Quizás estos tantos eligieran ese espacio cargado de profundas magias para envolver sus conversaciones, para tener una iluminación que resalte las palabras. Pero este efecto se pierde en la ign…

Estamos invitados a tomar el T

Serás una chica inocencia
preguntando absurdeces
por el placer que da
obligar al mundo a contestar

No seré un gato evanescente
por mucho que lo desee
porque me enloqueció
el polvillo de mi sobrero
...vieja herencia


En la espera te recibo
El té está listo
Será que te tenga a mi merced
o acaso me domine tu inocencia

Imponente potente inocencia
brillando como una medialuna
sobre tu cabeza
sonrisa sonora que me infecta
...la locura


Me siento pesadamente grande
¿Será la copa de mi sombrero
o la copa en mis manos
o un pastelito que me dieras a comer?

Todavía y sin remedio
pequeña niña me dominás
Tu sonrisa sabe de qué habla
y esos ojos contienen mundos
...en su mirada

Un Lenguaje Distinto

Cuando estamos así, parece que hubiera un silencio. Pero la verdad es que no queremos parar de hablar y es por eso que estamos así, así recostados sobre el otro. Esa cercanía que se logró después de algún intercambio verbal con treinta centímetros de aire entre nosotros, esa cercanía aún vencida por el contacto de nuestros cuerpos es toda la comunicación que hace falta. Y es mucha comunicación, es la transmisión de secretos que las palabras aún no logran codificar. Por eso algunos ignorantes dirían, sin dejar de apreciar la escena, que estamos en silencio. Pero no, no paramos de hablarnos y decirnos esas lógicas incoherencias que deriven del cariño mágico que compartimos. Un cariño que quién puede explicar sino con burdos "amor-a-primera-vista". Yo sé que no es amor a primera vista, confío en que estés de acuerdo conmigo. No puedo llamarle amor a nada de lo que haya habido cuando oí de vos por primera vez o cuando te vi ahí por primera vez, aunque para cuando te vi ya parecí…

θέατρον

En el escenario, hay sola y solamente, un par de brazos sobre rodillas, un par de piernas cruzadas. La piel suave sonríe desde los huesos al público. No podemos eludirnos del embelesamiento que provoca, sola ahí, mirando fijo a todos sorprendentemente. Porque vos consultas con la mirada a los demás, y por mi parte te lo confirmo, creí haber sido confirmado por otros quienes imagino te habrán confirmado. Que, en efecto, todos nos sentimos pertinentes a esa mirada panorámica. En su cara no hay sonrisa, y menos mal, esos ojos por sí solos son demasiado blancos. Y esa tersa piel tan ajustada a los huesos, como ya dije, es una sonrisa en si misma ¿A esto vinimos? Ya olvidamos la instancia previa a entrar y vagamente tenemos la certeza de habernos introducido en este salón. Pero está claro que aquí estamos, sentados tal vez, todos mirando a ese ser, que sin duda alguna es mujer. Y ella, sí, ella, no hace más que estar ahí claramente sentada cruzada de piernas, cruzada de ideas, cruzados los…

Esta es mi mente

He ido y vuelto. Si detengo mis vueltas, los fantasmas comenzarán a rondarme. No estoy loco, en absoluto, estoy más cuerdo que todos ustedes si hasta soy capaz de verlos. Me revuelven el estómago mientras yazgo en cama esperando dejar mi cuerpo en paz. Pero cómo dejarlo en paz con esas presencias de siempres dominándome, reduciéndome, restringiendo mi voluntad a sí misma. He de elegir si someterme a su gravedad o erigir la mía propia deambulando por los pasillos de mi casa. Contemplé la posibilidad de escapar por la fibrosidad de hojas rayadas con la magia de la delicada vertiente de sangre azul. Pero me sentí incapaz de concretar tal idea. Traté como fuera de evitar el mecanismo electrónico al cual estoy recurriendo pues es frío y enfría mi vorágine. Los espectros aún están cerca, como si me hubieran visto dejar esta habitación y esperado mi regreso con total convicción. Parecen esperar que se apaguen las luces y se recueste mi cuerpo. He sentido el contacto frío de sus ultradimensio…

Caminando

Imagen
Envuelto en un manto gastado
nadie aprecia esa presencia
Sólo el asfalto siente la presión
de esos pies de plomo


La brisa es capaz de esfumarlo
La luz es capaz de apagarlo
Una mirada lo desaparece
Una voz lo calla


Escucha disparos bélicos
Palpa piel sedosa
Ve una película que jamás vivirá
Enajenado de las calles
Apropiado por las calles
Ajeno a sí mismo


Encuadernaciones duras
Blandos celuloides
Papel, tinta y parlantes desconados
Para definir "vida"
te cambia de tema


Lo rodean fantasmas
de pasados impropios
de futuros pornovenir
de todo aquello carente de extensión


Su voz se vaporiza en el frío
Su cuerpo constantemente crespado
Siente una amenaza latente
el único abrazo que conoce


Sus ojos flamean
Sus extremidades tensan
Sus colmillos destellan
cuando son muchos a su alrededor
y su aura es succionada
consumida


Es incapaz de amar
salvo en soledad
donde ese monstruo se amansa
y somete
a la voluntad de uno
sólo uno
Uno para él, él para uno
y así con todos

Donde soy sin estar / cuando estoy sin ser

Me miran
Me dibujan
Las estrellas

Esto es el mundo
Yo
La oscuridad
Una colina

El romance al que me lleva la mente
Las estrellas lloviéndome
Todo aconteciendo
y yo de espectador

Siento que fue en vano
escapé del libro y estoy paralizado
Quiero tocarla con solo estirarme
Pero ella está lejos
Lejos como esas estrellas

Y esto no es una colina
Es el techo de una gastada casa

Y esas no son estrellas
Las nubes no lo permiten

Esos son mis ojos
Ese es mi brazo estirado
queriendo tocarla
Pero ella no existe

Y ese podrido techo
recuerda una musgosa colina
Y yo ahí
ahí es donde me dibujé

Pero ese no soy yo
Y ella está acá al lado
Aunque no existe
Las nubes no lo permiten
Estoy muy lejos para verme





Esta canción... quizás no tenga nada que ver
Kill each other/Live forever de Scars on Broadway

Sombra del Día

Afilados colmillos chorreaban baba. Blancas garras ennegrecidas se aferraban a la mampostería. Mientras, la gente pasaba a la luz del sol que no alcanzara su reseca piel. Tejidos de pieles de tela colgando de fardos de carne veía el monstruo moverse ante sí. Hombres y mujeres, débiles, consumidos por sus propias vidas, pasaban ante la criatura. Hombres fuertes, de forma definida, poderosos, le veían caer. Veían extremidades puntiagudas, recordaban la hoz de la parca, los colmillos de cerbero. Sentían el alma desgarrar la espalda en su afán por huir. La criatura había caído ante y sobre ellos. Luego, el sol y sus destellos los abandonaba. Más tarde ellos morían descuartizados. Mujeres delicadas, de variadas curvas, voluptuosas, le veían caer. Reconocían su objeto sexual, vestido de traje con ojos lechosos, con marcados senos o pectorales según fuera el deseo al que respondía. Y ellas sentían el alma recorrer todo el cuerpo en su afán por percibir la seductora realidad toda. La bestia hab…

La Estereotipadora: Rojo es un Color

Hay una tierra
allá lejos
que siempre ha dicho
el rojo es el infierno

Queridos amigos
el rojo
es un color

Aquella tierra era de gente
gente peleadora que peleaba con gente
Hijos de reyes debían ser
Pues parecían creer
que a su sangra azul la iban a ver


Dejando el absurdo rimeo
Ellos han actuado de ejemplo
para el resto del mundo
el cual es bastante extenso

En una tierra
acullá lejos
enarbolaron bandera roja
y ese lugar fue un infierno

Queridos amigos
el rojo
sólo es un color

Por allí eran los rojos
adoptaron abruptamente un comportamiento social
que no soy quien para contar
pero algo anduvo mal
y fue todo caótico
y las calles pintáronse de rojo


Allá lejos
había una máquina futurista
la "estereotipadora"
el rojo no tiene corazón

Aquí allá y acullá
El rojo tiñó las caras de la ira
El rojo tiñó las caras de la vergüenza
Pero se equivocan
si pintan al amor de rosa

Queridos amigos
El rojo
Es sólo la mínima refracción de la luz que somos capaces de ver

Por doquier el amor es ROJO

Detrás de las noches

Acompáñense con White Shadow del segundo álbum solista de Peter Gabriel:
Envuelto en el terciopelo de la noche No hay frío que valga Siento por todo mi cuerpo El candor de miles de objetos poéticos
Y pequeños destellos Me hacen alucinar soledad Durante los destellos Estoy rodeado de realidad Frío, solo y duro
El tiempo infinito es contenido por mí Lo abrazo con toda mi carne El espacio limitado se extiende demasiado Y siento que viajo constantemente
Un pitido atraviesa mi cabeza Como una flecha Mis ojos sangran Mis oídos sangran Mis labios sangran
Mi lecho está junto a mí Sé que debo asesinar este día Y aún acabo de vivir tanto Tanto más que en las tantas horas precedentes Si yazgo, todo explotará dentro de mí
También hay un mundo maravilloso Cuando se cierren los ojos Pueden ser praderas o bosques O nubes y estrellas entre rayos de sol
Sé que acabo de encontrarme conmigo nuevamente Y asesinar al día es despedirme de él por siempre Sé que despertaré mañana pero no seré yo Será alguien más que no se reconozca en sí …

Capacidades Diferentes

Hoy, han colisionado mis dos mundos.
El día de hoy me he dado muchos lujos que jamás me había permitido en tamaña forma y cantidad. No puedo precisar los hechos, sólo referírmeles con términos generales. Pero realmente he desempeñado el rol de un hijo de puta desconsiderado, el de perdedor incomprendido, y todo eso siendo sólo ejemplo del mundo externo.
He dado a mi ser lo que anhelaba, aún consciente de no poder asumirlo y apropiarlo en el tiempo; me he satisfecho y dado rienda suelta apoderándome del espacio todo.
He enfrentado a mi ser con lo que más le avergonzaba, he agachado la cabeza y dispuésto a rendirme ante el tiempo; me he aceptado como el lamentable y débil ser que soy.
Y cuando termina el día Explota dentro mío toda una realidad
Vuelto a mi caverna, dejando a la metralla escarbar mi carne, me encuentro frente a frente con las raíces intelectuales de mi familia. Me enfrento a un factor, externo así es, que activó una maquinaria interna de tal manera que a la vez pude ser consci…

En-sueños

El tercer cuento hecho alguna vez por mí, sin demasiadas pretenciones. (no recuerdo si nació de alguna canción)
Todas las noches, esa melena roja se apoya en la almohada y esos ojos verdes se clavan en el techo de ese pequeño y acogedor dormitorio. Todos los días, esa cara delicadamente pecosa se fija en los mismos rostros que siempre transitan los pasillos de su colegio. Recientemente, ese delicado corazón palpita con inusitada voracidad. Recientemente un chico se unió a su clase y pasa por su lado como si ella no existiera. Todas las noches, desde entonces, sus verdes ojos apuntan al techo pero miran una realidad lejana. Un prado, cielo celeste, pasto verde y ese niño tan simpático caminando a su lado. La fantasía se desarrolla como ella quiere pero, a medida que el sueño la va atrapando, la fantasía va cambiando. La realidad que esos ojos cristalinos miraban a través del concreto cielo raso se torna cada vez más posible, una oscura realidad como la oscuridad que la envuelve. Sus ojos,…

El Último Viaje

Otro cuento, mi segundo cuento, inspirado ahora en la canción "Encapuchados" de Bersuit Vergarabat

Termina una sangrienta guerra. No puede dejar ese cuerpo tirado, mucho menos después de todo lo que sacrificó ese sujeto por él. Decide llevarlo hasta el pueblo más cercano. Aún no tiene idea de que hacer con el cuerpo pero se siente en deuda ¿Cuánto queda por caminar? Está arrastrando ese saco de carne medio apoyado en su espalda, empieza a oler mal pero eso sólo le recuerda a quien le debe la vida. El sobreviviente oye el ruido de agua fluyendo, una oportunidad de humedecer su garganta. El sonido aumenta pero el trecho que lo separa del arroyo parece ser eterno. Para no sufrir la ansiedad, entretiene su mente recordando por cuanto pasó en estos últimos días. Hace una semana que acabó la guerra, él y su amigo eran los únicos que se salvaron. Hace cinco días, él es el único vivo. Siente el agotamiento y el arroyo parece no asomar aunque el sonido del agua intenta limpiar su mente. H…

El Hombre del Lago

Primera versión, apenas pulida, del primer cuento que escribí inspirado por la canción "Seemann" (hombre del mar) de la banda Rammstein

Una vez, un hombre estaba caminando por un bosque cercano a su pueblo. Repentinamente vio que estaba perdido, entonces encontró un lago. Ya era de noche y la Luna iluminaba la apacible agua del lago. El hombre casi completamente desesperanzado se sentó a la orilla para calmarse, cerró los ojos y respiro lenta y profundamente. Al abrir los ojos vio a una bella muchacha con un vestido blanco que, a la luz de la Luna, enceguecía. Tardó, el joven, en darse cuenta de que esa repentina presencia estaba frente a él flotando sobre el agua. Pero, ¿Cómo concentrarse en detalles si esos ojos verdes, que parecían líquidos, lo tenían hipnotizado? A la mañana siguiente, el joven encontró la salida del bosque pensando más en la aparición de la noche anterior que en dónde ponía los pies. Trató de recordar la ubicación del lago, volvería cada noche en que la lun…

¿Por qué sangra la mente?

Soy un engendro de sexo masculino que aún no cumple dos décadas de vida. Cuando rondaba la primera, era pequeño como todo espécimen humano y tenía algunos amigos cuya presencia en mi vida no lograba entender, pero en aquel entonces entender no me importaba mucho. Sí me sentía solo. Una breve asistencia al psicólogo... no sé en qué me ayudó. Pero pasados los años entré en una institución educativa distinta y, con el cambio, me propuse cambiar. Esta nueva institución que pretendía contenerme me exigía más de lo que mi voluntad era capaz de dar. Sin embargo, cumplí con lo que se esperaba de mí y sencillamente concluí esos estudios con éxito. Hice amigos, amigos ante quienes me mostré tanto y cuanto mi conciencia de mí mismo me lo permitía, amigos a los cuales detalle la evolución que me iba ocurriendo tanto como era capaz de hacerlo. Sucesos determinados fueron filtrando esos amigos. Quedaban entonces los que no refrenaban mi evolución, los que me aceptaban como era. Y con mi nueva forma, …