¿Por qué sangra la mente?

Soy un engendro de sexo masculino que aún no cumple dos décadas de vida. Cuando rondaba la primera, era pequeño como todo espécimen humano y tenía algunos amigos cuya presencia en mi vida no lograba entender, pero en aquel entonces entender no me importaba mucho.
Sí me sentía solo. Una breve asistencia al psicólogo... no sé en qué me ayudó. Pero pasados los años entré en una institución educativa distinta y, con el cambio, me propuse cambiar. Esta nueva institución que pretendía contenerme me exigía más de lo que mi voluntad era capaz de dar. Sin embargo, cumplí con lo que se esperaba de mí y sencillamente concluí esos estudios con éxito.
Hice amigos, amigos ante quienes me mostré tanto y cuanto mi conciencia de mí mismo me lo permitía, amigos a los cuales detalle la evolución que me iba ocurriendo tanto como era capaz de hacerlo. Sucesos determinados fueron filtrando esos amigos. Quedaban entonces los que no refrenaban mi evolución, los que me aceptaban como era. Y con mi nueva forma, aún no definitiva, conocí nuevos individuos a quienes no escondí lo peor de mí.
Estamos en el presente y mi registro familiar destaca disputas con mi papá, disgustos con mi mamá y el típico fastidio fraterno. También disiento en mucho con esos familiares ya más distantes, mis abuelos, mis tíos, mis primos; pero ellos no se fijan. En este presente, no trabajo y soy aún soportado por mi hogar familiar. Asisto a las clases de una carrera terciaria a pesar de mi poca voluntad estudiantil.

Soy egocéntrico, considero que todos mis pensamientos deben partir de mí, soy el origen de todo en mi vida y todo ocurre a mí en mi vida. No soy egoísta, soy capaz de actuar desinteresadamente siempre que el esfuerzo implicado no me signifique demasiado.
Soy yo e ignoro lo que eso significa. Me propongo progresivamente saber más a ese respecto. ¿Y por qué sangra la mente? Quizás por culpa de esa pretensión de abarcar al mundo, siendo éste tanto más grande que la propia mente.
¿Por qué sangro mi mente? Porque esa pretensión es propia de la construcción cerebral humana y humano es lo que soy.





PD: El significado de toda palabra, expresada en este texto, que cargue juicio de valores (como lo que es bueno, lo que es malo, lo que es desinteresado, etc) está sujeta a mis propios criterios. Antes de atender a aquellas palabras considérese la potencial complejidad de estos criterios.
PD2: No hablo tan así, hoy me di el lujo.

Comentarios

  1. ¿Sabés por qué sangra TU mente? Porque sos maravilloso, y como todo ser de maravilla, la vida te pesa un montón, con todas esas reglas e imposiciones y gente horrible mala que pasea por ahí.

    Te adoro. Por fin pude entrar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Mientras

Graffiti

Gotas motas moscas