Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2018

Espera

You cursed me with the most tormenting sickness that ever haunted humanity ...hope

La noche, ese inevitable lugar común, me envuelve a la vez que se abre ante mí. Vos te despedís animadamente y desaparecés. Tu imagen no se aparta de mi retina. Yo prefiero caminar a casa. Miro al cielo, la ciudad me tapa las estrellas. Te extrañé durante años y te olvidé otro tanto y acá estás de nuevo, aún tan distante pero nuevamente gravada en mi retina.
Podría bailar toda la noche con vos, aunque no sé mover los pies. Tu fantasma me sonríe, me toma de las manos desafiante y me lleva. Nadie nos mira, los postigos están cerrados, la gente duerme sin soñar. Giramos y saltamos, nos lanzamos y nos juntamos y me encerrás en tu abrazo. La bruma de tu fantasma me rodea y yo espero que comience a materializarse.
Y ya no estás. Por un momento estoy a punto de desplomarme al suelo. Pero mis piernas recuerdan los largos años que llevamos de vida, son piernas maduras y no de niño. Reparten el peso en la posición…

Catala

Le huyo y rehuyo a este instante, este instante en que me mirás y me ves o no, no puedo saberlo. El mundo puede atiborrarse de gente, el aire puede estallar en estridencias, pero si te encuentro, sos lo único que veo. Cada tanto bajo la mirada al vaso para interrumpir el lapso, recordar que sigo estando en este mundo, que sigo siendo yo. Estamos en ese mágico recinto donde los brebajes se sirven fríos y perduran fríos aunque sea el día más intenso del peor verano del apocalipsis. O quizás es solo mi lengua que agradece esa compañía amarga y dulce, ese abrazo áspero de sabores.
Y hablás y me llega tu voz. Suena tu voz como atravesando el tiempo, como resonando en todos los momentos vividos, así de eterna te siento. Yo juego con el vaso, me fijo en la huella de condensación, atajo un par de maníes sin el menor apetito. Pobres maníes, tan fieles compañeros y yo desdeñándolos así, que sin saborearse son comidos. Es como si nunca te hubieras ido, como si hubiera habido una vida con vos pre…

Tregua

Todas las caminatas
Todas las cervezas
Todas las canciones
Todos los amores

Cada palabra
Cada reflexión

fueron todos un ensayo

y la soledad, el recordatorio


que un día sería
que volvería a estar junto a vos