Entradas

Mostrando las entradas de 2014

Teatro de Sueños

Que no estoy despierto, no lo dudo
No creo para nada ser el sueño de una mariposa
No ocupa mis pensamientos la identidad del soñadorPero estoy aquí entre tantos
Y el caos se empecina en organizarseInútil es distinguir vigilia de sueño
Incuestionable, la diferencia entre yo y los demás
Carezco de garantía para discriminar a unos de otrosLa materia como bloques que perfilan esta realidad
El espíritu, la energía que perfila esta idealidadY acaso me preocupo aún por el bienestar de estos
Me intereso en discutir ideas con aquellos
Y acaso aún espero algo de cada uno No me explico por qué actúo y prefiero distinto para con cada cual
Si no son más que el mismo fondo de este teatro de sueños

Más allá de la pared del desvelo

Los garabatos como llamas consumen las hojas en blanco. Las venas se ahorcan con cada frenético movimiento que persigue una idea como a fuegos fatuos. Como fantasmas traviesos que desaparecen y ríen, los pensamientos pierden hilo. Él nunca supo dibujar y los garabatos se apilan en el lugar. No dispone de la habilidad para enmarcar el cuerpo del crimen que desangró ese charco de tinta. Necesita salvarse de la madrugada porque el sueño lo va a despertar. Dibuja trazando palabras de las que se cansaron todos de oírle pronunciar. De día su voz logra que le den vuelta la oreja y viren en otra dirección la atención. Y con razón. Él no entendió que sólo las hojas de clase tienen renglón y habla trazando la línea debajo de sus palabras. Su voz monocorde desvía la atención de su cara crispada, monstruosa cuando no reposa en el silencio de la escucha. Pero conoce esta situación de la vigilia y por eso busca a través de las madrugadas. Aunque aún se ata a su cuerpo y sus párpados lo hunden al su…

Her Body

Tengo que levantarme temprano. Mi cabeza despacio se llena de ideas, de memorias, de pensamientos. En dos horas debo estar en el negocio, listo para atender a la clientela. El viaje es de aproximadamente una hora, las variaciones dependen de las condiciones en que viaje, no todas las condiciones pueden ser previstas o controladas, lo único que puedo hacer para el mejor resultado posible es levantarme cuanto antes e ir a esperar el colectivo. Aunque el colectivo tarde media hora en llegar, cuarenta minutos, yo tengo que estar ahí en la parada ante la posibilidad de que llegue dentro de un minuto. Todo lo que tengo que hacer y todo lo que espera ser hecho. El día será largo y monótono, repetido, siempre igual, siempre el mismo. Excepto por este despertar en esta cama ajena, el día será otro día cualquiera. Para juzgar al día de 24 horas no tengo en cuenta las horas de la madrugada. Las horas de la madrugada son la hermosa conclusión del día anterior. No puedo proyectar para hoy la mism…

Carpe Diem

Imagen
Eventualmente se nos presentan ocasiones, instantes, que pueden cambiar radicalmente el curso de nuestras vidas. Pueden y suelen ser pequeños destellos, guiños, señas de un comportamiento atípico. Son la clave, el pie para salirse del surco tan familiar y casi siempre vicioso/viciado de nuestras vidas.
Son eventos preparados (por nadie y para nadie/nada), son el resultado de la concatenación, de la constante interacción de todas y cada una de las cosas y sucesos que ocurren en todo momento y sin pausa.
Aprovechar esa oportunidad está en nosotros, depende exclusivamente de que estemos alerta, fijemos nuestra atención en esa clave, cacemos esa oportunidad en ese breve instante antes que pase para siempre (pase para siempre esa oportunidad distinta, y no única, de las que siempre es probable que ocurran)
Lamento decir que, así como estos eventos ocurren resultantes de la suma de vectores de todas las cosas, así también en nosotros está escrito si estaremos preparados para asir el moment…

Te vi

Imagen
No te vi hasta que desapareciste
Te vi desaparecer
Supe tu nombre una vez
Hoy creo olvidarlo

En verdad lo sé
Solo que no acepto admitir
Que desapareciste
Y que quede sin saber

Si te fijaste en mí Yo te vi
Lo sé, sé que así fue
Y no me arrepiento de hoy recordar

Como tu cuerpo estaba donde ya no está Te vi
Y sé que no queda nada de vos
Mas lo que hay en mí

Una memoria difusa que no descifro
Si sentí amor o pura admiración
Pero estabas ahí Y ahí donde estabas
Te vi
Hojas en blanco, cintas desbordando de estática
Grabo mi voz y me oigo decir
Digo que digo que me oigo decir
Así lleno las hojas en blanco y las vuelvo a mirar
Y son hojas en blanco porque eso adquirí
Y solamente son hojas en blanco
La tinta no se desprende de la bolilla
La birome no sangra sobre mis dedos
Mis pensamientos no tejen mis palabras
Mis palabras me arrastran por calles y me llevan a vos
A vos te voy a ver mañana y pasado
A vos te voy a ver un domingo por cada mes que pase
Y me vas a ver y no vas a ver que me ves pero ahí estoy
Y te voy a ver no verme y voy a saber que no estoy ahí para vos
Seguramente estará mi presencia esperando otra presencia
O quizás ese cuerpo espere impaciente subir al escenario
Donde un micrófono no grabará pero amplificará
Palabras vacías de contenido y repletas de carencia
Donde todos verán un cuerpo y dirán "¿quién tiró la cascara ahí?"
Sostendré papeles reales o virtuales y leeré
Pasearé mis ojos por letras que fueron teclas o reminisc…

Sombras y sombras

Larga noche oscura
Llena de bombas y cuerpos caídos
La noche de todos los santos
La noche de las brujas y los muertos
Es cada noche

Las luces apagan
La música ensordece
La oscuridad camina por los cuerpos
Los rincones son los últimos refugios
Los últimos rastros de vida que agoniza

Los restos de vida se consumen
Los cuerpos se confunden
Dos niñitos chocan palmas
Una pareja se revuelca en la mugre que exuda
Un juego de canicas, dos negras, dos blancas


La noche se hace más oscura
Conforme pasan las horas
Solo hasta la irrupción abrupta del sol
Donde la noche es más profunda

Las luces se encienden
Las puertas se abren
La noche acabó
Esta mañana será otro día

Espíritu

El ruido aumentaba. Mi alma habitualmente perturbada continuaba fiel a sí misma. En un rincón del ambiente, donde las luces no coinciden con los sonidos que no vibran la fibra, mi cuerpo lejos de mí observaba con actuada indiferencia. Imposible, comprobé, ser indiferente a lo que no se comprende. Y no lograba yo (¿quién más?) comprender la incidencia de los sonidos en esos cuerpos, el parpadeo discordante de luces en esas almas. Pero algo de cada cosa había en ellos que no podía yo observar también en mí. Sí aprecié, aunque seguidamente dispuse mis herramientas para negar, cómo los movimientos de los cuerpos afectaban mi deseo, cómo la respuesta a los estímulos ambientales (indiferentes estos a mí) la respuesta, decía, generaba una insoportable diferencia. Era magnética la atracción, no podía fijar mi atención en nada más, no podía desviar, apartar mi atención de esa respuesta, esa reacción inaudita, inadmisible. Luces opacas que mueren en medio del aire, golpes arrítmicos y frases…

Fantastic!

Imagen
Mis puños siempre tensos
Tu cuerpo siempre abierto
La espalda me miraba
El pecho se me hundía
Poder me dabas
Yo vergüenza arrastraba
Mi carne inflamada
Mi piel leprosa
Tus dedos me recorrían
Tus besos me convencían
Que yo podía ser seda
Pero yo “ya lo sé”
Era tu tacto, era tu mirada
Me hiciste de trapo
Mi piel fue seda por tu tacto
Querías que así fuera
Querías entregarte a un ser de luz
Pero te sedujo esto aquí
¿Una mentira? ¿Una falsa promesa?
O te entregabas misericordiosa
O la oscuridad cautivo algo de vos
¿Pero cómo permitirlo?
¿Cómo no ceder a ese juego de palabras andante?
Así yacían tus huesos
sobre mis brutos brazos
Te desarmabas sobre mí
Yo te amo pero no quería
Amé amarte pero no quería
Y sé que igualmente ocurrió
Lastimé tus alas plegadas
Siento el polvo en mis dedos
Yo sigo y seguiré con mi andar pesado
Mis ojos seguirán babeando fantasía
Con una red al hombro y un machete en mano
Degollando duendes y cazando hadas
Volviendo a casa con las manos vacías
A la cueva de las memorias corruptas
Al abrigo del recue…

La noche en que yo

Retumban las paredes
¿Hay alguien ahí?
Quién hace esos ruidos
Se arrastra del otro lado
Las paredes son de yeso
Mis dedos sobre el papel
Toda mi carne vibra
Mis dedos están quietos
¿Quién está del otro lado?
La puerta corrediza
se tuerce sobre su guía
Tuc, a un lado, tuk, al otro
Hay aire, hay viento
Alguna ventana abierta
¿Alguien entró?
Siento la vibración, el temblor
Son paredes que hablan
Anuncian una presencia
Temo que me tomen por sorpresa
¿No hay nada que pueda hacer?
Tirar el yeso a mazazos violentos
Pero la pared está impasible
La pared es indiferente a mi terror
No suenan las baldosas
pero oigo una respiración
Agitado respiro
No hay respiro
Agitado
Ansioso de dar caza
Ansiedad
¿Está quieto ahora?
No, aún suena, aún reverbera
¿Quién es? ¿Dónde está?
Mis palmas sobre la delgada pared
No siento nada en la piel
Sé que está ahí
tiene que estar ahí
Si no…
El aire es pesado
Se está acabando
Ya entiendo, no hay nadie afuera
Alguien se está bebiendo mi aire
Está conmigo, aquí
¿Para que me levanté?
¿Por qué estoy de pie?
No pued…

Arte de parecer

Para escribir este poema
tuve que leer mucha poesía
incluso atender las reminiscencias de mi vida

Para dedicarte este texto
fue necesario recordar lo vivido
y cada lugar visitado

Para crear estos versos
tuve que remitirme a otros planetas
en cuyo cielo como césped algo creciera

Para todo esto elucubraba yo
¿…cuál sería el efecto?

No atendía a mis lecturas
preocupado estuve por escribir
antes de que te fueras

Poco orden y ningún concierto
mientras se me ocurrían posibles versos
tenían mis recuerdos

¡Y cómo se parecería al pasto
algo que porfiaba crecer en el cielo!

Por eso decidí que no
y no escribí este poema

Romina

Me hacés una mueca
Todo perdió sentido
Hay una sonrisa en tu cara
No fuiste feliz
Todo perdió el sentido
Te recuerdo como no eras
Aún te recuerdo
Todo se perdió
Todavía te recuerdo
Qué bueno
Hay puntitos en tu ropa
La nena
Todo perdió sentido
Yo no te quise
Te amé
No quisiste mi amor
Yo quería otra cosa
No tenía sentido
Yo quería esa mueca
Yo quería sentido
Querías una sonrisa mía
Yo sonreía
No esa sonrisa, mi sonrisa
La verdad querías
Todo perdió sentido
No había ninguna verdad
No quería lo que era tuyo
No querías lo que era mío
Yo te tuve
Vos me mirabas
Te escondías
Te encontraba
Te perdía
sentido
Nada tiene sentido
Tu ausencia no tiene sentido
Me decías que yo no estaba
Te escuchaba y no te encontraba
La sonrisa
Dado vuelta
Tus dientes entre mi lengua
Tu piel encontrando la mía
Nunca fue suficiente
Faltaba sentido
Nos encontramos sin pasado
No encontramos futuro
Pero estábamos y éramos fantásticos

Paul

Paul mira fijo. Paul se sienta pacientemente y mirá un punto del espacio que parece intrigarlo de hace años. Su mujer pasa junto a él. No lo mira al pasar pero ya lo vio al entrar en la habitación. Él ya no le reclama atenciones, no hay nada que reclamarle, ella se porta de maravilla. El que se desubica constantemente es el hijo, ya está grande pero sigue sin entender a su padre. A Paul le encantaría demostrar a su hijo el respeto que siente al enterarse que viaja por todo el conurbano solamente para participar de eventos culturales. Nada lo detiene a su hijo. El eterno divague de Paul eventualmente lo trae a estas cuestiones donde no puede evitar admirar y envidiar a su hijo. El asiento desde el cual Paul estudia ese punto del espacio que parece intrigarlo desde hace años no es un asiento especial, es una simple silla de alto respaldo y muy buena madera de algarrobo.

Lado Oscuro de la Alquimia

Imagen
Lobo wargo
Pequeño lobo
Lobo tuerto
Colmillo blanco
Perro compañero
Perro callejero
Vida de perro
Leal
Digno
Lobo
Lobezno
Niño
Lobo hombre
Lobizón
Hombre lobo
Garras de lobo
Garras de hombre
Cabellos o vellos
Melena hirsuta
Tiernas caricias
Áspera piel
Mirada profunda
Ojos pesados
Sonrisa honesta
Emisario
Recipiente
Tendido en el suelo
Recostado en tu cama
Paseando rincones mentales
Esperando
Paz activa
Acción pasiva
Cuatro patas
Dos pulgares
Dos colmillos
Una verga
Un cuello
Las marcas
Las memorias
La creatividad
El pecho
Los pechos
Esqueleto y huesos
Carne y sangre
Flujo y esperma
Cada poro
Cada vello
Cada cicatriz impalpable
Alma fuera de alcance
Paseos oscuros
Idas y regresos
Esfuerzo
Dolor
Fatiga
Entrega
Ida y vuelta
Sube y baja
Piedrecitas y encuadernados blandos
Tinta impresa
Mis brazos y tus piernas
Nuestras lenguas en los oídos
El sol en mí y la luna en vos
La luna en mí y el sol en vos

El Plomo

Es encantador caminar
Los edificios pasan de largo
El aire se arremolina
El mundo recuerda que estamos sobre él

Pero esto no trata de ustedes
Hablo de mí y el peso que cargo
que el mundo no siente
La mochila de piedras
La cruz de plomo

Está vivo el parásito
como si yo no lo estuviera
Inyecta un veneno como los mosquitos
con los dientes todo a lo largo de mi espina
Me paraliza y adormece con la duda
¿Estoy vivo? ¿Soy real?

Se alimenta de lo que fue
Y les comento algo sobre el presente
No es más que el pasado más reciente
Tarda un instante de reflexión en ser un recuerdo más
Se lo traga sin masticar

Ya te lo mostré
Noto el asco que te da
Veo tus ojos cerrarse con dolor, irritarse
Yo no lo veo a mis espaldas
Pero siento la culpa que vomita en mí
Es un plomo que no arrastran mis pies de carne
Es un peñasco de Sísifo que empujo

La gravedad
El peñasco me aplasta
Cierro los ojos y
El mundo es la constricción de ese peso
A veces te doy lástima y estirás tu mano
Ayudás a sostenerlo pero arde
O yo ardo
Es difícil

Y vos seguís ac…

Con mamá y papá

Mamá me abraza. No quiere que mire afuera pero ya miré una vez. Ella no sabe nada y me quiere cuidar, ya lo sé. No puedo olvidar lo que vi pero trato, trato de no decirle a mamá que los vi para no preocuparla. Ya están muy preocupados, ella y papá. Yo apoyo mi cara en el brazo de mamá para no tener los ojos abiertos porque me cuesta mantenerlos cerrados cuando estoy nervioso. Cuando mis ojos están cerrados es cuando más difícil es olvidar los hombres largos y doblados que andan afuera. Antes de verlos, solamente conocía el ruido de sus voces. Jamás los escuché hablar pero hacen algo gracioso con la garganta, como el bebé de la familia de en frente que estaba aprendiendo sus primeras palabras. Era una linda familia, venían seguido. Según papá era algo muy lindo y peligroso que vinieran a pesar de lo que pasó. Él creo que habla de esta manera para que yo no sepa, pero después de haber visto a los hombres de afuera no dejo de pensar que todo lo que dicen es sobre eso. Extraño a la famili…