Hojas en blanco, cintas desbordando de estática
Grabo mi voz y me oigo decir
Digo que digo que me oigo decir
Así lleno las hojas en blanco y las vuelvo a mirar
Y son hojas en blanco porque eso adquirí
Y solamente son hojas en blanco
La tinta no se desprende de la bolilla
La birome no sangra sobre mis dedos
Mis pensamientos no tejen mis palabras
Mis palabras me arrastran por calles y me llevan a vos
A vos te voy a ver mañana y pasado
A vos te voy a ver un domingo por cada mes que pase
Y me vas a ver y no vas a ver que me ves pero ahí estoy
Y te voy a ver no verme y voy a saber que no estoy ahí para vos
Seguramente estará mi presencia esperando otra presencia
O quizás ese cuerpo espere impaciente subir al escenario
Donde un micrófono no grabará pero amplificará
Palabras vacías de contenido y repletas de carencia
Donde todos verán un cuerpo y dirán "¿quién tiró la cascara ahí?"
Sostendré papeles reales o virtuales y leeré
Pasearé mis ojos por letras que fueron teclas o reminiscencias
Papeles cuadriculados en escuelas técnicas
Papeles rayados en talleres literarios
Papeles nunca más apartado del mundo encerrado en mi cueva
Porque habito una cueva donde amaso la pasta y la fibra
Porque mi mente no está en un cuerpo sino en un galpón
Y lo abro cada tanto para ver que siga bombeando
Como los corazones bombean sangre
Mi cerebro bombea amor
Mi cerebro bombea envidia
Mi cerebro palpita con las obsesiones
Mi cerebro se retuerce en la ansiedad
Y una vez cada tanto demasiado frecuentemente
Me acerco demasiado e inyecto una dosis nueva de fantasías
Y las fantasías carcomen la materia gris
Y entonces convulsiona en morbosas formas que observo excitado
Entonces es que obedece la tinta y obedecen los bits
Entonces es que surgen las palabras
A costa de mente
A costa de musculatura y saliva
A costa de la carne y la comida no ingerida aún
A costa de ustedes que me oyen y de ustedes que me leen
Y la cascara desarrolla una cascara y se vuelven capas sobre capas
Capas carentes de núcleo, carentes de interior
Como las cebollas, más como las cebollas todavía
Los voy a señalar a ustedes con mis dedos de fibras retorcidas
Dentro unos cuantos huesos porosos también estarán apuntandoles
A ustedes
Y van a oírme
Y van a bancarse
A sabiendas o no
Que los estoy juzgando
Los premio con su condena
Porque tengo ese poder como nadie
Porque ese poder lo tienen todos
Pero yo sé y nadie más sabe
Todos temen y tienen vergüenza
Yo temo pero no tengo vergüenza
Yo hablo sin romance
Yo hablo sin florituras
Yo hablo con las vueltas de mi mente
Yo hablo sin los disfraces de las metáforas
Yo hablo metaforas que son aquí y son materia
Mi saliva es carne
Mi carne es sangre
Mi sangre es hueso
Mis huesos son caprichos
Por cada hueso hay un segundo perdido
Cada segundo que dedican a cada letra
Ahora lamento comunicarles que me han oído y leído
Ya no son distintos a mí

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Mientras

El EP de Mystery Skulls

Sentenciado