La Tecnología permite una Película

ACTO I

Versos mágicos se abren entre nosotros
Recalca la distancia
Resalta nuestros colores
Yo negro, vos cromática

Yo contundente, vos filosa
Las garras de un minino
La espesura de un pelaje
Yo lobo, vos tigresa (naranja orgánica)


ACTO II

¿Quién hubiera predicho nuestra unión?
Todos, claramente, sin discreción
Indiscreción la nuestra
¿Igualmente ansiabamos lo mismo?
¡Qué sintonía!


ACTO III

Había deambulado actuando esa obra
Esa manga de escenas incongruentes
Fantasías en mi cabeza
Torbellino de colores enfermizos

Yo, director de mi propia tragedia
De tan trágica no era más que comedia
Comedia barata de moneda devaluada

No explicaba el homo_sapiens_sapiens_a
Tu súbita entrada en escena
Vestías una gorrita ladeada
Un cono enguantaba tu mano
Una canchera contorsión de músculos en tu cara


ACTO IV

Subiste al escenario
Cayó el empapelado
Igniciaron los cortinados
Me perdí el caos por culpa de tus ojos
Tus anteojos enmarcando tu belleza

Me abrazaste con mis brazos
Me prestaste tu torso para ese abrazo
Me refrescaste el espíritu polvoriento
Me amigaste con el poltergeist de mi cabezotea


ACTO V

Y te fuiste
El motor de un micro reverberó entre pastizales
Horas de pasto y asfalto pronunciaron versos mágicos
Un leve ajuste de señal, color digital
La tecnología permitiría una película

Yo soy negro
Todos los cromos
de tu luz absorbo
Vos siempre a mi lado

Hasta el hastío proyectaré esta película
Hasta el hastioso final de enero
El final en el principio, qué cíclico
Hasta que te desvistas esas prendas ultra-violetas
y se vaya el son-infra-rojo de tu piel

y yo te vuelva a ver

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Graffiti

Mientras

Gotas motas moscas